Saltar al contenido
Crecimiento y desarrollo personal

¿Qué es el mindfulness?

Esferas de relojes

Es aprender a usar los sentidos conscientemente.

El mindfulness es estar en el aquí y en el ahora, aprender a sentir y disfrutar cada momento presente, dejando a un lado el pasado o futuro.

Más que una técnica es una forma de SER y ESTAR en la vida, es la capacidad del ser humano de aflorar recursos naturales que tiene internamente cuando los pone en juego.

Aquí y ahora
Disfrutar con todos tus sentidos el aquí y ahora.

Te ayuda a generar calma y serenidad, favorece la regulación del organismo, frente a situaciones que nos desbordan e incluso con las enfermedades.

En la mayoría de ocasiones de nuestra vida sobre todo en la edad adulta, vamos con el piloto automático puesto, actuamos en base a unas rutinas y viejos paradigmas y nos olvidamos de nuestro ser interno.

Cuando somo niños la práctica del mindfullnes nace con nosotros de manera intrínseca y la perdemos siendo niños, a través de creencias del inconsciente colectivo y el inconsciente familiar.

¿Cómo y cuándo se práctica el mindfulness?

En primer lugar, lo practicas muchas veces sin saberlo en tu día a día aunque la mayor parte de veces no eres consciente de ello.

La práctica del mindfulness es fácil, en cada ocasión que le pongas conciencia ya lo estás practicando te pongo ejemplos claros para que lo entiendas.

Come, ama, ríe… con consciencia

Meditación con mindfulness
  • Cuando estás comiendo o bebiendo sea lo que sea, aprende a saborear, paladear, degustar… percibe la textura, su temperatura, el aroma que pueda desprender.
  • Si lees un libro pon lo cinco sentidos: imagina, siente, percibe, huele las hojas, siente el tacto del papel.
  • En la ducha, en vez de traerte a tu jefe, a tu madre, a un amigo, tu trabajo, una discusión, un quehacer, olvida todo… siente el agua acariciar tu cuerpo, las pompas de jabón contra tu piel, la esponja mullida rozando tu rostro, masajea tu cuero cabelludo sintiendo tus dedos en él con mucho amor… y agradece ese momento como muchos otros y nota su abundancia.
  • En el sofá con los ojos cerrados, relaja tu cuerpo, ponte cómodo o cómoda, percibe y siente tu respiración, el calor que emana de tu nariz, el aíre frío que entra por esta, ¿qué te hace sentir?.
  • También puedes acariciar tus manos, sentir tu cuerpo y así sin entrar en juicios, cuando un pensamiento llama a tu puerta lo dejas ir centrando de nuevo tu atención en la respiración.

Hay miles de ejemplos más, parece muy fácil de hacer, pero llevado a la realidad no lo es tanto cuando estamos acostumbrados a un viejo patrón por las cargas emocionales diarias que implantamos en nuestras vidas, nos cuesta tener tiempo para nosotros ya que nos han inculcado que es egoísta querernos a nosotros mismos.

Tienes un ejercicio en tips de ayuda, muy potente para tu autoconocimiento.

Sin embargo aunque tengas la sensación de que no avanzas, déjame decirte que el solo hecho de intentar practicar el mindfulness ya lo es en sí. No te flageles con pensamientos negativos.

Un edificio no se construye de golpe, hay que hacerle unos buenos cimientos para que sujete toda la carga y el peso, pues eso mismo lo tienes que aplicar en ti, ten compasión con tu mente, deja de culparte, juzgarte y de castigarte o insultarte, aprende a ser impecable contigo.

Este proceso tiene que ser progresivo, cuando observas en lugar de juzgar, existe una parte en el cerebro llamado “Sistema Reticular” que empieza a permitirte ver cosas que antes no veías.

Cuando los labios están en silencio, el corazón tiene cientos de cosas que decirte, escucha en silencio…                       Rumi

Por último déjame decirte que: !si no nos amamos a nosotros mismos, no podemos saber lo que es el amor¡

Ámate por encima de todo, para poder amar al prójimo como a ti mismo/a.

¡Infinitos besos corazón bello! Ah recuerda poner en práctica el minfullnes para tu mayor bien.

Subir