Saltar al contenido
Terapia con Playmobil

Los muñecos Playmobil como herramienta

Muñecos Playmobil como herramienta

Los muñecos Playmobil como herramienta dan un apasionante juego metafórico y de reformulación, permitiendo al cliente observar sus problemas o conflictos desde una nueva perspectiva, creando conexiones e imágenes o sensaciones no reconocidas hasta ese momento.

Ayudan a facilitar nuevas actitudes emocionales, nuevas interpretaciones y posibilidades no contempladas con anterioridad, esto le ayuda a que tenga una mirada mucho más amplia, para tomar en consideración los paradigmas o creencias que pueden estar limitando su vida, o una situación o momento concreto.

También ayuda a poder evitar confrontamientos directos en el momento de comunicación gracias a la observación para aprender a empatizar y poder representar su realidad de forma metafórica.

La configuración y representación de los muñecos por parte del cliente nos ayuda a identificar conductas mediante la observación de las imágenes, pudiéndose sentir excluido o apartado, o con mucho peso, mediante un muñeco con armadura, o que elija un monstruo… siempre va a elegir de manera inconsciente.

Por qué funcionan los muñecos Playmobil como herramienta

Funcionan entre otras muchas porque dan una imagen proyectiva de manera que se puedan observar partes concretas que no había visto antes el cliente e incluso una visión general de la situación, ayudando a cambiar sensaciones gracias a las diferentes miradas y al nuevo enfoque del tema tratado.

Su calidad de imagen es: proyectiva, espacial, dinámica, visual, relacional, simbólica y parcial, ayudando a exteriorizar, movilizar, comprender y reformular situaciones, comportamientos, aprendizajes, etc.

Ayudan a entender el punto de vista de los otros representantes implicados, para ampliar la mirada y comprensión del momento y la propia visión de uno mismo desde diferentes perspectivas.

Cada vez son más las profesiones que aplican el uso de muñecos Playmobil como herramienta.

  • Educadores y trabajadores sociales
  • Psicólogos y psicoterapeutas
  • Consteladores
  • Psicopedagogos y profesores.
  • Coaches de diferentes áreas (negocios, salud, nutrición…)

Cómo aplicar en consulta los muñecos Playmobil como herramienta

Aparte de los muñecos Playmobil se pueden abordar otras herramientas o técnicas como:

  • Regresiones
  • PNL (Programación Neuro Lingüística)
  • Respiraciones.
  • Meditaciones
  • Constelaciones

El terapeuta o profesional de la ayuda tiene claro que ocupa un lugar de poder y de confianza respecto al cliente, por lo que debe ser sumamente responsable en hacer un uso correcto de la sesión siempre, siempre… a favor y bienestar del cliente.

Muñecos Playmobil como herramienta

Crear un espacio seguro, expresando explicitamente la absoluta intimidad de lo que ocurra en la sesión, no hacer ningún tipo de juicio ni a la persona en cuestión ni a ningún representante por cualquier actitud o acto.

Aceptar de forma tranquila cualquier cosa que quiera narrar o expresar. Confianza absoluta de que como persona va a ser capaz de hacer avances en el proceso.

Mantener la calma en cualquier estado emocional por el que atraviese la persona, aceptar y validar los mismos ayudando a que el cliente pueda reconducirlos.

Cada acceso a recuerdos debe ser seguro para nuestro cliente, el proceso llamado de indagación o exploración debe ser correcto para no retraumatizar.

La indagación se hace con mucho respeto para que sienta seguridad y se abra a la búsqueda de lo que sea, esto no significa estar de acuerdo, significa no JUZGAR.

Mostrar un interés auténtico en cada pregunta que formulemos para ampliar información y conocimiento, no dejando nunca de observar el lenguaje no verbal que se está produciendo (auditivo, visual, cinestésico), tan importantes como el dialogo.

Preguntas abiertas y contacto permanente con interés, de otro modo si el cliente no se siente escuchado, acaba cerrándose y responderá con monosílabos.

Escuchar sin teorías y presuposiciones, con atención de una forma constante el mundo interno de nuestro cliente.

Puede aparecer incomodidad con lo que descubran de sí mismos, probablemente no pueden tener razón siempre, es importante que confronten sus sombras ayudándoles a descubrir aquello que no pueden por si mismos, para que aprendan a sostenerlo e integrarlo con respeto, cero juicio y con mucho amor.

Debemos tener capacidad para vibrar, resonar, empatizar, intuir… con los sentimientos de la persona de forma continua, la atención plena y constante con el mundo interno del cliente es vital para el proceso hacia la sanación.

Investigar el significado de cada palabra para el cliente es muy importante en todo el proceso, usamos sus propias palabras preguntando:

  • ¿Qué significa esto que dices para ti?
  • ¿Qué te hace sentir eso que dices?
  • ¿Cuándo dices “X” que significa para ti?

Nunca usar etiquetas, ni conclusiones o juicios tipo: “eres …” este verbo categoriza a la persona sin permitir cambios.

Mientras que los verbos, sentir, comportarse, actuar, estar… son variables y parciales, pudiendo darse cuenta la persona que ella no es sus actos, emociones… y pueda trascenderlos de forma positiva.

En resumen:

La presencia del terapeuta o profesional de la ayuda debe ser plena y abierta, estando a disposición de lo que se necesite, olvidarse de nuestro propio mundo para no proyectarlo en el cliente, estar receptivo, sin juicios ni prejuicios.

Cero expectativas, confianza total en el avance del cliente, escucha activa y curiosidad, preguntar para poder entender el mundo interno de nuestro cliente, calma, confianza, empatía y compasión.

ESTAR PRESENTE PARA EL CLIENTE

Muñecos Playmobil como herramienta

También puedes ver este otro artículo donde hablo de terapia sistémica con Playmobil.

Si quieres saber más acerca de terapias familiares sistémicas creadas por Bert Hellinger aquí.

Si te ha gustado el artículo te invito a compartirlo entre tus amistades y familiares o directamente a alguien cercano que creas que puede serle útil esta información.

Muchas gracias por llegar hasta aquí. ❤️

Denegar